no comments

El césped

Aunque generalmente nos interesemos más por saber sobre plantas, árboles, etc. debemos conocer sobre césped si nos interesa la jardinera o si simplemente queremos darle un nuevo look en  nuestro jardín.
Éste constituye la base de todo el diseño, vendría a ser el fondo donde se plasman el reto de los elementos.
Existen diferentes tipos de césped, por lo que nos conviene conocer las características de éstos para luego elegir el que más no conviene.
El césped es un tipo de hierba, que se caracteriza por soportar cortes frecuentes, y por formar una superficie tupida y densa. Se suelen mezclar más de un tipo de hierba para alcanzar esos requisitos.
Es inevitable que el césped de jardín sea invadido por las hierbas propias de la zona, por lo que hay que ser conciente de las formas de cultivo y de los cuidados necesarios.

Algunos tipos de césped:

– De manzanilla, ideal para zonas no muy extensas, con suelo seco y arenoso. Sus hojas aromáticas forman una tupida cubierta en el suelo.

– Tomillo silvestre, éste es de fácil cuidados ya que solo se poda una vez al año, luego de su floración.

– Camomilla,  es una planta que posee las hojas estrechas y unas flores anchas y blancas similares a las margaritas.

– Trébol blanco u holandés, es posible su cultivo en suelos alcalinos y es ideal para zonas de clima seco ya que forma una cubierta verde que permanece incluso en los momentos más secos.

– Treneague, es el preferido por los expertos ya que resulta muy fácil de cuidar, no necesita de muchos cortes y no florece.

Preparando el suelo

Debemos procuran que se den las condiciones necesarias para el cultivo del césped. Lo primero es asegurarnos que no reciba sombra durante mucho tiempo, y preparar el suelo.
Si el suelo es arenoso es conveniente aplicar una capa de 4 cm. De turba. Luego debemos verificar que el suelo esté bien nivelado. Debemos rastrillar el suelo cuando esta seco tratando de eliminar la existencia de terrones de tierra en lugares específicos.

Sembrado

Cuando el suelo este correctamente acondicionado podemos realizar la siembra, siempre y cuando no sea invierno. Se considera que el otoño es la estación más propicia para su crecimiento.
Como las semillas son muy pequeñas debemos sembrarlas en un momento de poco viento y con la tierra un poco húmeda. Se deben colocar abundantes semillas para que el césped llegue a cubrir completamente el suelo. Lo mejor es consultar cuando compremos las semillas, que cantidad exacta debemos distribuir.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies