no comments

Abonos Y fertilizantes

Las plantas toman del suelo el agua y todos los elementos esenciales para su vida, que se encuentren disueltos en el agua y así ingresan de manera conjunta al interior de la planta a través de las raíces y por mecanismos particulares y específicos ingresan al interior de las células de todo su cuerpo.

Todos los elementos minerales, con excepción del nitrógeno que proviene del aire del suelo, tienen su origen en el material madre a través del cual se formó. Cuando se agotan los nutrientes, o bien cuando nos encontramos ante suelos de baja fertilidad, podemos recurrir al uso de abonos y fertilizantes.

Es importante saber que debemos hablar de abonos cuando nos referimos a sustancias de origen orgánico. Estos pueden ser estiércol, lombricompuesto, abonos verdes, etc. Los fertilizantes en cambio son de origen mineral y pueden ser naturales o sintéticos. Entre los primeros cumple un rol protagónico la harina de hueso, que aporta, principalmente, fósforo. Entre los segundos, se da una larga lista de compuestos y combinaciones de ellos que integran toda una gama de productos comerciales de diferentes tipos .Ejemplos:fosfato diamónico, sulfato de hierro, urea, etc.

Debemos mencionar también las enmiendas, orgánicas o inorgánicas, que son diferentes sustancias que se incorporan al suelo para modificar su estructura, acidez, etc.
Últimamente existen en mercado una cantidad de productos que modifican la capacidad de retención de agua y nutrientes de los suelos o sustratos donde se los aplica. Se trata de polímeros de diferentes tipos que de acuerdo a datos experimentales resultan muy interesantes en diferentes cultivos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies